SINOPSIS: El artículo se enfoca en ver la amabilidad de ALMIGRANTE DIOS en todo instante y en todas las situaciones. En cada instante y en todos los tiempos, continuamos recibiendo una lluvia de la amabilidad de DIOS. Pero tenemos la posibilidad de ver esta amabilidad del ALMIGRADO sólo por medio de nuestro “ojo devoto”. Jamás vamos a ser capaces de verlo con nuestro ojo humano. Y jamás vamos a poder realizar los pagos esta gratitud de ninguna forma, no deberíamos concebir el pensamiento de realizar los pagos. En lugar de eso debemos llevar a cabo esfuerzos para mantenerse humildes y estimados a Dios todopoderoso en todo instante para que sigamos recibiendo la lluvia de amabilidad de EL. Para llevar a cabo esto requerimos obligatoriamente escoger el sendero de la locura. Cuando nos esforzaremos por ver la amabilidad de Dios en nuestra vida, vamos a encontrar que el primer ejemplo de amabilidad fue cuando estábamos en el vientre de la madre en un estado miserable y entonces oramos pidiendo asistencia & fuimos rescatados por el SEÑOR al nacer. Luego de nuestro nacimiento, tenemos la posibilidad de ver en el instante la segunda instancia de la amabilidad de DIOS, cuando ÉL envió nuestra comida en el pecho de la madre. El envía el alimento antes del nacimiento del pequeño que está sin dientes, con apariencia de leche de la mamá que no es menos que néctar divino para el nacido hace poco. (Incluso la ciencia médica actualizada había recibido indiscutiblemente que este néctar no posee sustitutos terrenales. Además tenemos la posibilidad de ver el tercer ejemplo de la amabilidad de DIOS cuando ÉL sembró el corazón de la madre con semillas de apego y aprecio (Mamta) para el niño recién nacido. Inclusive una mujer peleadora y de temperamento corto por naturaleza, cría a su hijo con enorme aprecio y placidez, opuestamente a su naturaleza. Esa mujer tiene la posibilidad de ser muy mala para el planeta (su suegro, suegra, suegra, cuñada) pero se transforma en una madre impecable y amorosa para su hijo. Esto deletrea la amabilidad de DIOS con apariencia de apego y aprecio (Mamta) en el nacido hace poco. Según un dicho habitual, DIOS había dicho que EL ha llenado deliberadamente el corazón de la madre con apego y aprecio (Mamta) para que EL logre asegurar la amabilidad para el nacido hace poco en todo instante. Entonces, es verdad que desde atrás de la madre, es ALMIGRADO DIOS quien derrama amabilidad sobre el pequeño, y debemos comprender este suceso. Las duchas de amabilidad de DIOS siguen sobre nosotros, pero requerimos un “ojo devoto” o por lo menos “una Lorgnette devocional (espectáculo)” para verlo. La locura hacia DIOS jamás debe ser con el objetivo de realizar los pagos la amabilidad de DIOS en nuestra vida. Inclusive suponer en realizar los pagos, es un pecado. Porque si la locura por DIOS vino en nuestra vida, es además una amabilidad de DIOS, de hecho es la más grande amabilidad de DIOS en un alma. Para seguir recibiendo la amabilidad de Dios en nuestra vida, debemos seguir obligatoriamente en el sendero de la locura. Con el primer rayo de locura, empezamos a ver la amabilidad de Dios en nuestra vida. Se siente realmente bien ver la amabilidad de Dios en nuestra vida y estamos llamados hacia DIOS (el mundo y la ilusión se vuelven secundarios). Con el segundo rayo de locura, empezamos a ver a DIOS en nuestro corazón y comenzamos a amarlo (GOD está que se encuentra en cada y cada corazón, pero con locura somos capaces de sentir SU presencia dentro de nosotros mismos). Con el tercer rayo de locura, nuestro amor por DIOS se hace tan enorme, se regresa tan vigoroso que nuestro fuerte apego con ÉL lleva a la unidad/unificación de nuestra alma individual con el ALMA UNIVERSAL. El aforismo más importante en una vida humana es estudiar el arte de ver la amabilidad de DIOS en todo instante, aunque nuestra inteligencia. Debemos además, sin demora, tomar el recurso de la locura, para seguir recibiendo tal amabilidad de DIOS en nuestra vida. Con locura, usted va a encontrar que todavía en ocasiones convincentes y desfavorables, usted va a ser con la capacidad de ver la amabilidad de Dios. Inclusive si en algún momento pasa algo opuesto a sus deseos, usted empezará a comprender que fue según el deseo de DIOS y entonces esta amabilidad de DIOS es en mi mejor interés. Por medio de nuestra inteligencia si somos capaces de ver todo el tiempo la amabilidad de DIOS y si somos capaces de sostener todo el tiempo la locura por DIOS en el fondo de nuestro corazón, alcanzamos la verídica altura en la vida humana. La palabra “c

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation