Hay una inclinación destacable en los libros y artículos impresos que se publican online que harían que nuestros abuelos se dieran la vuelta en sus tumbas. Digo esto porque la palabra “religión”, que era sagrada para las generaciones anteriores, ha conseguido una pátina de resentimiento en las últimas generaciones. No sé precisamente cómo ocurrió, pero observemos unos cuantos opciones aquí. Hay algunas causas obvias que tienen dentro alegaciones de abuso mental, físico y sexual por parte del liderazgo en todas las religiones. Algunos recibieron más prensa que otros, pero el lado oscuro de la naturaleza humana que reside en todos nosotros, hasta cierto punto, ocasionalmente se levanta para hacer estragos en todas las culturas, a nivel mundial. Y siempre lo hizo, pero antes de la invención de las imprentas y, por supuesto, antes de Internet, no estaba la propaganda generalizada que todos nos divertimos o sufrimos actualmente. Con esa razón monumental fuera de su sendero, ¿qué otras tendencias sociales contribuyen al hecho de que las iglesias y sinagogas no son tan populares como antes? O, ¿mi opinión es completamente errónea? Este artículo no es una recolección de hechos sobre las tendencias en la afiliación o asistencia institucional. No tiene que ver con proporciones de gente, sino de una actitud. Veo emails anunciando seminarios web y vendiendo libros y tutoriales sobre una diversidad de enseñanzas espirituales de todo el planeta porque estoy entusiasmado en entender lo que otra gente están vendiendo en estos días. Y me doy cuenta de que si la religión se relata en absoluto se usa para representar lo opuesto de la independencia y el desarrollo. La religión se ve haber asumido el papel de la enorme y mala clase popular, el autoritario, paternal y critico “otro” que algún persona que está intentando de crecer, ha evitado mejor. La religión se utiliza comunmente para representar precisamente lo contrario al desarrollo. ¿Has notado esta inclinación además? Desde luego que hay millones de websites y librerías enteras repletas de libros sobre el cristianismo, y en números más chicos se puede decir lo mismo del judaísmo y el islam. No obstante, estoy observando una actitud de vanguardia que además es visible en la civilización habitual. Quizás la degradación de la religión establecida siempre se ha degradado en la civilización habitual, eso es parte de lo que la hace habitual. Es deslumbrante y entonces, digno de ser anunciado en las novedades y fresco. Es habitual entre los adolescentes que exploran y miran todo para hallarse a sí mismos, y los mayores que se han vuelto cansados con sus selecciones de vida y desean examinar otras opciones. Es habitual estar en la religión. Pienso que a ninguno de nosotros le agrada que nos comenten qué llevar a cabo, y cuando nuestra religión elegida se transforma en la voz en nuestra cabeza diciéndonos qué llevar a cabo cuando verdaderamente preferimos llevar a cabo otra cosa, bueno, entonces es cuando vamos en busca de otras voces. Pienso que el papel de la religión como guía es lo que muchas personas está resentida. Desean ser consolados, alimentados, inspirados y entretenidos, pero verdaderamente no desean ser amonestados o guiados. Me recuerda a esa impresionante pregunta:”¿Quién escoge quién escoge quién escoge?” Asi sea en una familia, compañía u otro contexto grupal, esa pregunta es la regla. Aparentemente, además gobierna en nuestras mentes. Deseamos lo que deseamos cuando lo deseamos. Si nuestra religión se interpone en el sendero de lo que deseamos, entonces es cuando debe ocultar, o explicado de otra forma, cuando seleccionamos alejarnos de ella. Podrías suponer que estoy comentando desde el criterio de un individuo que tomó la misma posición religiosa toda mi vida, pero no lo estoy. Estoy bien familiarizado con estas cosas que estoy expresando. Y agradezco sus comentarios y puntos de vista sobre este colosal tema de lo que es la religión que a la multitud no le agrada. Biografía de la autora: Escribir, bloguear, coser y hacer en su estudio de bosque lleno de bienes vintage/retro/chic, Mia Sherwood Landau trabaja para sus usuarios satisfechos y usuarios contentos publicando un trabajo reflexivo en la web y produciendo bellísimas artesanías en el planeta. Conoce a Mia en su casa virtual en la web www. mia-sherwood-landa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation